Jay Elliot: «La pasión de Jobs era constante y sus cambios de humor, predecibles»

Esta entrevista apareció originalmente publicada en ABC el 10/10/2011

jay-elliot

Jay Elliot, ex vicepresidente de Apple y autor de «El camino de Steve Jobs», comparte sus pensamientos sobre el legado y el futuro de la tecnología. Así será la vida sin el mago Jobs

Jay Elliot es un emprendedor. En su extensa carrera en el mundo de la tecnología ha trabajado para algunas de las grandes compañías del sector como IBM o Intel antes de recalara en Apple, empresa que cambió su vida. Pero fue trabajar mano a mano con Steve Jobs lo que le dio el valor necesario para convertirse en su propio jefe al desarrollar proyectos empresariales como las compañías Migo o Nuvel. Ha publicado parte de su experiencia en el libro «El camino de Steve Jobs», un relato que ha escrito junto a William L. Simon.

—¿Dónde estaba y cómo reaccionó al recibir la noticia del fallecimiento de Steve Jobs?

— Acababa de recoger a mi hijo del colegio y estaba de camino a casa cuando un amigo me llamó para darme la mala noticia. Un minuto después me sonó el teléfono. Era una emisora de radio que quería que hablara con ellos en directo. No pude terminar la entrevista porque me desmoroné emocionalmente. Federico, mi hijo de 15 años, tuvo que conducir el coche hasta casa.

—¿Cómo pasó Jobs sus últimos días?

—Realmente no lo sé. Manteníamos el contacto ligeramente y en los últimos años solo coincidíamos en eventos de la compañía. Pero no tanto desde que su enfermedad comenzó a empeorar.

—¿Cuál era su mejor cualidad?

— Steve era la persona más ética y moral que he conocido. Eso sumado con su pasión por sus productos era una combinación que nunca había visto antes. Él mantuvo siempre su vida privada al margen de su vida empresarial y nunca hizo nada que no fuera propio del más digno de los seres humanos.

—¿En qué aspectos fue un ejemplo para usted?

—Siempre he admirado su increíble pasión por el producto y el compromiso absoluto por desarrollar un interfaz sencillo para los usuarios como clave del éxito de su empresa.

—¿Qué podemos aprender de Jobs?

— Como explico en mi libro, «El camino de Steve Jobs», algo en lo que Jobs fue un maestro es que para tener éxito necesitas comprender a tu clientela, tener una pasión significativa por tus propios productos.

—¿Influyó en su vida y su carrera?

—Trabajar con Steve me permitió encontrar cuáles eran mis verdaderas habilidades y me dio la visión para descubrir lo que quería llegar a hacer. Como Steve, acabé fundando mis propias compañías, creé productos únicos y nunca trabajé para otra empresa de nuevo.

—¿Cuál es el mejor valor del legado de Jobs?

—Steve nos dio productos que nos ayudan con nuestras vidas y cambió el mundo mediante el uso de la tecnología aplicada a la vida diaria.

—¿Es Steve Jobs sustituible?

—No. Hay otros empleados de Apple que están haciendo cosas interesantes en tecnología, pero Steve no puede ser reemplazado. Piense que las últimas personas con un perfil semejante al de Steve fueron Walt Disney o Henry Ford.

—¿Ha percibido si alguna otra persona en el mundo de la tecnología comparte las características que hicieron único a Jobs?

—Creo que se pueden apreciar algunas de sus características de manera separada, pero por ahora no he visto que nadie comparta el compromiso con el consumidor que Steve tenía.

—¿Será Apple capaz de mantener su ritmo de innovación y sus estándares?

—En un futuro cercano sí, porque la visión de Jobs está aún presente y la línea de producción está plagada de productos que nacieron de la imaginación de Steve.

—¿Cómo era como compañero y jefe?

—Steve era una persona genial con la que trabajar. Su pasión era constante, sus cambios de humor predecibles y era un comunicador muy claro. También estaba sorprendentemente bien organizado y era muy eficiente a la hora de poner en marcha y ejecutar diferentes proyectos.

—¿Consideraría a Steve Jobs como el gran innovador del último siglo?

—Steve ha sido el mayor innovador y desestabilizador de las industrias del hardware, software, la música, las editoriales y la animación. De cualquier modo, el tiempo dirá si su influencia en otros sectores ha sido de igual magnitud.

—¿Se puede imaginar un mundo en el que Steve Jobs no hubiera existido?

—Sí. Apple habría cerrado hace años y el mundo estaría dominado por Microsoft, Sony y Samsung.

—¿Cuál es su predicción para el mundo de la tecnología en la era post-Jobs?

—Creo que la siguiente frontera es la mejora de la usabilidad del reconocimiento de voz [algo que Apple acaba de incorporar en el iPhone 4S con Siri, el programa que sustituye a un asistente personal y que se activa mediante la voz]. El mundo de la tecnología también necesita ofrecer más variedad en medios de comunicación y un requisito es la televisión en internet. Los aparatos deben ser más pequeños. Deberíamos poder llevarlos puestos —como un reloj— y deberían mejorar sus funciones de detección y monitorización del cuerpo, como sistemas de muñeca que ofrezcan datos médicos constantemente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s