El postre más caro del mundo está en Serendipity

Este reportaje apareció originalmente publicado en ABC el 17/12/2012

Frrrozen-Haute-ChocolateEl restaurante Serendipity ofrece por 19.000 euros una combinación de cacao y oro comestible. Una fórmula favorita de algunas estrellas de Hollywood

Piensa en 25.000 dólares: unos 19.000 euros. Con ese dinero te puedes comprar un coche o dar la entrada de un piso. Es casi lo que debería pagar cada griego para normalizar la deuda de su país. Pero en el restaurante neoyorquino Serendipity 3, esa es la cantidad que algunos pagan por el Frrrozen Haute Chocolate, el postre más caro del mundo. Una mezcla de 28 variedades de cacao procedentes de los lugares más recónditos del planeta, con un espolvoreado de cinco gramos de oro comestible de 23 quilates, nata montada y trufas de la Knipschildt Chocolatier que se venden a 185 euros la unidad. El postre viene servido en una copa cuyos bordes están recubiertos de más oro comestible. E incluye una pulsera de diamantes y oro de 18 quilates y una cuchara de oro con diamantes incrustados.

Para calmar a todos aquellos cuyas conciencias se están retorciendo ante semejante «pecado» culinario, hay que aclarar que lo que parece un insensible derroche de dinero es en parte una obra de caridad. Y es que todos los beneficios que Serendipity 3 obtiene cada vez que alguien pide este postre son donados a obras de caridad en las que el restaurante colabora habitualmente. Una forma única de combinar el capricho con las buenas obras. «Es un buen vehículo de publicidad», reconoce Stephen Bruce, quien fundó Serendipity 3 hace 57 años con dos amigos cuando los tres trataban de hacerse un hueco en Broadway.

El postre fue presentado en noviembre de 2007 y forma parte del libro Guinness de los Récords desde entonces. Aunque su hegemónica posición está siendo disputada por varios competidores, entre ellos el chef Marc Guilbert, quien ha presentado este año un pudín de chocolate acompañado de caviar, oro y diamantes. Pero este postre solo le arrebatará el puesto al Frrrozen Haute Chocolate el día que alguien decida pagar los más de 25.000 euros que cuesta.

Mientras tanto, quienes tienen un poder adquisitivo más «modesto» podrán seguir acercándose al restaurante a probar la versión menos elitista del Frrrozen Haute Chocolate, una recreación del común chocolate caliente que el restaurante lleva preparando desde los años 50 y cuesta unos 7 euros. Un postre que en tiempos fue la indulgencia favorita de estrellas como Greta Garbo, Marlene Dietrich, Marilyn Monroe o Andy Warhol. «Cada vez que Cher tiene un nuevo novio lo trae aquí y le hace probar el Frrrozen Hot Chocolate. Al final todos acaban siendo igual de fans que ella», confiesa su creador entre risas. Bruce ha sido siempre muy escrupuloso con la receta de este oximorónico chocolate (helado caliente). No la quiso compartir ni con Jackeline Kennedy. Bruce cuenta que mientras Jackie era primera dama de EE.UU. hizo una visita al restaurante y probó la famosa bebida. Quedó tan impresionada que le rogó la receta porque quería ofrecerla en una recepción que tendría lugar esa misma semana en la Casa Blanca. Bruce rehusó compartir la receta con Jackie, pero se ofreció a prepararlo él mismo para todos los invitados. «No pudimos obtener autorización oficial porque no hubo tiempo. Fue una pena», explica Bruce.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s